El concepto slow drive se fundamenta en las sensaciones, en sentir las emociones que transmite un volante de madera por carreteras con encanto, sin prisas, las sensaciones que sólo un roadster de época puede trasmitir pero con la fiabilidad de un vehículo recién fabricado.

La gente no acaba de entender lo que es Morgan, no pueden comprender la idea de que se trata de un coche nuevo. Siempre que paramos en alguna calle nos preguntan, 'un coche precioso, de qué año es? y decimos, ´2012 ', a lo que responden ‘es una réplica?’ y decimos automáticamente, 'no, es un Morgan ".

Morgan es diferente, singular, exclusivo y por supuesto intemporal.

Este concepto se fundamenta en las sensaciones, en sentir las emociones que transmite un volante de madera por carreteras con encanto, sin prisas, las sensaciones que sólo un roadster de época puede trasmitir pero con la fiabilidad de un vehículo recién fabricado.

Morgan, no necesita presentación para los aficionados al motor y a los coches clásicos. Para los que no los conocen diremos que es el último fabricante de automóviles que se mantiene exclusivamente en manos familiares.

Esta pequeña empresa de Malvern Link (Worcestershire-UK) ha celebrado durante 2009 su centenario. Su rasgo más característico es el diseño de sus modelos, que mantienen la línea de los años 30 mientras que sus prestaciones pertenecen al siglo XXI. En concreto los modelos que presentamos, el 4/4, son del año 1936 y todavía se mantiene su producción, siendo mínimas las variaciones que ha sufrido el modelo desde entonces.

Los motores son de última generación (suministrados por Ford para la gama clásica y por BMW para la gama moderna). Todos los coches son ensamblados a mano.

El Morgan 4/4 Sport es, dentro de la gama de los cabrios-roadster, el vehículo con menor impacto ambiental de los que se fabrican actualmente. Incluso dentro de la gama general de vehículos, ocupa la tercera posición por detrás del Smart Fortwo 61hp y del Toyota Prius Hybrid.[1] Su bajo peso (780 kg) y la utilización de materiales nobles en la fabricación del mismo (madera de fresno, piel, aluminio...) hacen que sean prácticamente 100% reciclables, aunque es sabido que un MORGAN  toda una vida.

La producción anual es de 650 unidades que se distribuyen para todo el mundo. La lista de espera para un automóvil es aproximadamente de 1 a 2 años, habiendo llegado a los 10 años en el pasado.

Estas características fascinantes, le dan la fiabilidad de un vehículo actual pero a la vez permiten redescubrir el placer de la conducción, escuchar el rugido del motor, sentir la vibración del volante de madera, negociando cada curva, sintiendo el aroma y el sonido del paisaje, el roce del viento en el cabello, la conducción como uno de los placeres clásicos.

Quienes somos >>

¿Porqué Morgan?

Morgan y el concepto "Slow Drive​"


rutas·bodas·eventos·publicidad

Para una correcta visualización se recomienda el uso de los siguientes navegadores: Firefox, Chrome, Explorer 9